Logo de Facebook Logo de Twitter Logo de Linkedin Logo de Youtube Logo de Google+

Atención al cliente

93 363 13 77

email: info@cosmopolitandetectives.com

Infidelidad femenina y 50 sombras de Grey

Jueves, Abril 2, 2015 - 12:04

Según Cosmopolitan Detectives, aumentan ligeramente los casos de infidelidad femenina después de la esperada proyección de la película: “Las 50 sombras de Grey”

La película “Las 50 sombras de Grey” ha sido vista por una gran cantidad de mujeres, tanto si habían leído o no la famosa trilogía de la autora británica Erika Mitchell, cuyos libros se titulan: 50cincuenta sombras de Grey, 50 sombras más oscuras y 50 sombras liberadas.

Con solo acudir a cualquiera de las salas de proyección de esta película se podía comprobar que la inmensa mayoría de espectadores no eran hombres, sino mujeres con edades comprendidas entre los 20 y los 50 años que han acudido casi siembre de forma grupal, en compañía de otras mujeres.

¿Por qué razón, acuden las mujeres en grupo a ver 50 sombras de Grey? Y ¿Por qué los hombres, a diferencia de las mueres, no van en grupo a ver esta película?

El presente texto no pretende generalizar en el comportamiento de las mujeres en relación a la infidelidad. Simplemente, se hace hincapié en un cambio de tendencia que hemos podido observar en las investigaciones de infidelidad femenina.

Lo cierto es que a la mujer le genera mucha más curiosidad este tipo de género, debido a la gran carga de erotismo que acumula. Sinónimo de poder dejarse llevar, permitiendo que se desborde la imaginación, pudiendo recrear individualmente, según los antojos de cada una, las fantasías sexuales deseadas secretamente, tantas veces silenciadas y contenidas…

Para un hombre, la presentación de dominación y poder que posee el protagonista convierte la utilidad de este poder, en un juego del que él mismo es participe; centrado en el placer sexual, en muchos casos, libre de connotaciones emotivas. En cambio, una mujer va más allá del puro juego contractual, para adentrarse en el mundo de la fantasía y el misterio donde todo es posible, incluso el amor.

Recuerden, la frialdad en la que el protagonista masculino de la película, el Sr. Grey, presenta su proposición sexual a su candidata femenina, la Srta. Anastasia, a través de un elaborado contrato donde todos los juegos eróticos y objetos utilizados, están perfectamente detallados en cada una de las cláusulas de dicho contrato. La simple intención de cambiar alguna de las cláusulas por parte de la Srta. Anastasia, consideradas más inapropiadas o vejatorias para su persona, refleja una lucha interna por preservar su dignidad y no aceptar hasta el límite las proposiciones del Sr. Grey, quizás con el objetivo subliminal de poder llegar a cambiarlo, y porque no, de enamorarlo, llevándolo hacia un terreno más cercano al amor y el deseo que el puro acto de juego sexual propuesto por el Sr. Grey.

Es a través de estos relatos, de esta película, que ha sido revelada últimamente, una sexualidad más desinhibida de las mujeres. Tal vez, al adentrarse en el mundo de las 50 sombras de Grey, donde es difícil discernir la frontera entre la fantasía y la realidad, ha hecho que muchas mujeres lleguen a anhelar una vida sexual más allá de la rutina diaria en la que viven y por fin osen expresar sus deseos más ocultos…

Cuando las relaciones de pareja se mantienen en el tiempo, puede perderse parte de la pasión y del juego erótico, y dar pie a una monotonía en las relaciones en las que acaban repitiéndose los mismos hábitos. Algo que no sucede en las primeras fases de una relación. “Las 50 sombras de Grey” podrían haber devuelto la consciencia de la pasión mermada por la rutina, aunque sea dentro de los límites del imaginario femenino. Quizás, se ha abierto un nuevo horizonte, un nuevo camino hacia la factible concretización de la fantasía e imaginación femenina.

¿Es posible que las mujeres estén explorando un mundo nuevo del erotismo al cual pueden tener acceso y en donde no existan tantos tabúes ni restricciones morales preestablecidas?

Actualmente, en nuestra sociedad occidental, la mujer dispone por suerte de más libertad a la hora de pensar, de actuar…, lo que conlleva a que se le presenten todo un abanico de posibilidades en cuanto a su vida íntima se refiere, en la que, sin duda, ella puede elegir…

Se ha observado que el efecto 50 sombras de Grey no solo ha ayudado a despertar la sexualidad femenina, sino que han aumentado ligeramente los casos de infidelidad femenina.

Muchas mujeres pueden haber abierto su mente y  estar en una situación de no tener grandes dificultades para provocar un encuentro sexual con otra persona diferente de su pareja y que antes de la proyección de la película no se hubieran planteado. Simplemente porque las mujeres son menos infieles que los hombres dado que el hombre es más impulsivo y la mujer más reflexiva y relacional.

Pero, ¿puede ser que algo esté cambiando en el modo de comportarse de las mujeres en el ámbito de la infidelidad? ¿Acabarán las mujeres invirtiendo el poder real que representan en relación al hombre? En la propia película, a pesar de haber un claro rol dominador / dominante en cuanto a lo físico se refiere, si alguien realmente cambia la forma de pensar de la otra persona, y poco a poco la domina en el plan emotivo, volviéndola más sentimental, es la Srta. Anastasia al Sr. Grey. Así, el juego se le vuelve en contra al Sr. Grey, para acabar sucumbiendo y dejándose seducir por aquello mismo que quiere evitar en todos los encuentros con la Srta. Anastasia.

Las mujeres tienen ahora el poder de dotar de más emoción a sus vidas para darles un poco más de aliciente y también, porque no, en el terreno sexual, tan considerado siempre en el lado más exclusivamente masculino.

Algo que ha sorprendido y desbordado a la gran mayoría de las mujeres, es que muchas se han planteado que les gustaría encontrarse en una situación parecida a la de la protagonista de la película, en la que acaba formando parte de manera consentida, de este juego de poder de seducción, atracción y dominación planteado por el Sr. Grey.

En Cosmopolitan Detectives, hemos detectado un incremento de los casos de infidelidad en mujeres que quieren tomar el control de su propia sexualidad y disfrutar del juego erótico, elegante y sofisticado. Un terreno, el de la infidelidad, en el que parecía que se movían más libremente los hombres y que quizás pueda estar cambiando según las apreciaciones de nuestros detectives en contacto directo con el mundo de la infidelidad femenina, donde las mujeres podrían ser incluso más hábiles para evitar ser detectadas por su pareja.

En la película los dos protagonistas se acaban influenciando, el uno del otro. Ella se vuelve algo más frívola y el más sentimental. Es este punto de mayor frivolidad adquirido por la mujer junto con una vida sexual con su pareja, en algunos casos insatisfecha, no correspondida o un poco desatendida, la que predispone a la mujer a la necesidad de sentir nuevas expectativas, sensaciones y emociones en cuanto a las relaciones sexuales fuera del ámbito de la pareja.

Porque, recordemos que en el caso de la mujer, a diferencia del hombre, siempre habrá una predisposición a que surja una nueva historia de amor, química, un “feeling” especial o empatía con esta persona a la que acaba de conocer y sobre la que va a proyectar todo su mundo imaginario.

Las mujeres están cambiando en el terreno sexual y si ya sabían el poder que tienen en este aspecto, ahora saben cómo utilizarlo, de una forma más desinhibida y cercana al mundo masculino, con menos tabús y represión y con más fantasías…, a demás de la ventaja de ser ellas las que hacen y deshacen a su interés para sentirse más deseadas.

El origen de la mayoría de las infidelidades de las mujeres surge porque los hombres suelen ser muy atentos cuando inician una relación pero pocos son los que mantienen el mismo nivel de interés y atención por su pareja con el paso de los años.

También hay ciertos casos en que los hombres pasan mucho tiempo, días incluso, fuera de sus casas, debido generalmente a su trabajo, que, unido a la falta de atención por parte de este, hacen que la mujer se plantee o incluso de el paso a empezar a buscar esta atención en otra parte, escogiendo el nivel de compromiso e implicación. Frases como: “me siento sola”, “no me cuida lo suficiente” o como ha dicho recientemente Irina Shayk “me sentí fea e insegura”, pueden ser el inicio de una posible infidelidad femenina.

La película en sí, también podría interpretarse como un cuento, una fantasía que refleja un cambio en la percepción que tienen las mujeres sobre las relaciones, más feminista y adecuada a nuestros tiempos. Como también lo hace la película “La Cenicienta” que se acaba de estrenar del director Kenneth Branagh, en la que también hay un príncipe encantador y una protagonista, la Cenicienta, más moderna y actual que en otras adaptaciones. Así, las mujeres tienen ahora varios referentes de conductas femeninas en el mundo del séptimo arte que puede llegar a confundirse con la realidad, donde la mujer tiene, cada vez más el protagonismo y control de su propia vida y también de su sexualidad. Y a ti, ¿Quién te gusta más, Anastasia o Cenicienta? Quizás, algo de cada una o ninguna de las dos. Tú decidirás como quieres vivir tus relaciones, tu vida…

¿Qué opinas al respecto? Comparte el artículo en redes sociales para ver que opinan los demás

Comentarios

Ha nuestras pantallas ha llegado“50 sonbras de Grey”, la tan deseada novela que apenas hace tres años, la autora británica E. L. James escribo, desconociendo la gran repercusión mundial a la que estaba destinada su obra basada en un erotismo que algunos padres de nuestros padres ya practicaban pero no confesaban.
Pecados ocultos que hoy día dejan de serlo, prácticas sexuales que antes se llamaban “secretos de alcoba”, un mundo desconocido para muchos y real para otros, lo cierto es que está historia consigue que las pasiones se rindan a los deseos más incontrolables.
Anastasia o Grey, la pregunta es quien gana, quien pierde y sobretodo quien tiene el poder de regir su propia vida siendo a la vez fiel a sus convicciones. Solo el espectador tiene la respuesta, porque únicamente él, es testigo de sus luces y sus sombras.
Casualidad o no, pero desde la primera entrega de esta trilogía que prometía más de lo que en un principio se esperaba, los divorcios se han disparado y el trabajo de los detectives ha aumentado. Las infidelidades cobran protagonismo y los celos se afanan en demostrarlas recurriendo a los servicios de los únicos profesionales que pueden aportar las pruebas válidas ante un juez con el fin de recuperar algo de dignidad y algo de lo aún no han perdido.

Buen articulo, pero creo que quien quiera ser infiel lo será igual, la liberación sexual femenina es solo un avance y las películas son eso: películas.

Pues debo ser de las pocas mujeres que no me dicen nada ni la novela ni mucho menos la pelicula, si es que a eso puede llamarse pelicula. Bueno si, pelicula de domingo por la tarde...

Es emocionante pensar que la mujer llegue a liberarse totalmente y dejar atras todos los prejuicios que durante siglos las han estado esclavizando. Pedir sexo y practicarlo siempre que le apetezca porque esta en todo su derecho. La pena es que todo esto no haya ocurrido mucho antes, pero mejor tarde que nunca,no?.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
9 + 4 =
Resuelva este simple problema matemático y escriba la solución; por ejemplo: Para 1+3, escriba 4.